9 de junio de 2016

Atado, y bien atado

“Atado, y bien atado” fueron las palabras que Franco pronunció en su discurso navideño de 1969 para comunicar que las Cortes habían aprobado ese verano la propuesta de designar como sucesor a Juan Carlos de Borbón con el título de rey. La sucesión de poder ejercida a dedo es una práctica habitual, no sólo en el ámbito político. No se promociona únicamente por méritos propios. Ser apadrinado por un alto cargo es el mejor aval para conseguirlo. En los procesos de elección de altos cargos nunca parece que haya suficiente transparencia. Se vela el cómo. Se aplaude o discute el resultado.

El Club Bilderberg se reúne de forma anual desde 1954. Uno de sus propósitos declarados era “hacer un nudo alrededor de una línea política común entre Estados Unidos y Europa en oposición a Rusia y al comunismo”. Desde entonces, se invita aproximadamente a 140 personas influyentes del panorama mundial, entre empresarios, banqueros, políticos, miembros de la realeza y dueños de los principales medios de comunicación. ¿Pero cuál es la cabeza que elige a los invitados? ¿Cuál es la mano que señala quién es merecedor de tan distinguida invitación? Se nos oculta, al igual que lo que allí se debate y se acuerda.

Para papel engomado hago un listado escrito a mano con los nombres, procedencias y cargos de los invitados del encuentro Bilderberg que tuvo lugar en Telfs-Buchen (Austria ) entre el 11 y 14 de Junio de 2015. Sus nombres se extienden sobre tres papeles de formato alargado, como anotación personal y secreta. En la cara opuesta de dichos papeles enumero los temas que supuestamente se trataron.

A continuación, enrollo los nombres hasta conseguir la apariencia de una cuerda, para atarlos con un nudo de ahorcado, como elemento de tensión que ejerce presión y asfixia, pero que en todo momento oculta la procedencia de aquel que decide la sentencia. Clara visualización de los lazos que a todo ciudadano afecta.














Atado, y bien atado
Joaquín Artime © 2016
Tres piezas distintas.
Impresión y rotulador rojo, verde o azul sobre papel.
10 x 2,2 x 1 cm.

No hay comentarios:

Publicar un comentario