20 de septiembre de 2015

El circo

No pensamos en las connotaciones que tienen los símbolos que empleamos. Facebook ha hecho suyo un gesto que se presenta como universal pero que tiene un pasado que evidencia una oscura paradoja. La mano con el pulgar levantado se remonta a la Antigua Roma y ha llegado a nuestros días como un gesto de victoria, asociado al momento en el que, combatiendo en el circo, el público decidía la salvación del gladiador derrotado. Se tiene la creencia popular de que en caso contrario, si el gladiador merecía la muerte, los asistentes apuntaban con el pulgar hacia abajo.

El positivismo de Facebook, con miles de amigos que pelean por conseguir un like, niega la posibilidad del desacuerdo, evitando cualquier evidencia al respecto. Cuantos más likes obtiene el usuario, más merece vivir su vida. Sin embargo, en un sistema que elimina la oposición, la simple ausencia de likes implica un disentimiento, convirtiéndose por tanto en dislikes que subrayarían el fracaso social y personal, la ruina del perfil del individuo. Una vida sin sentido, muerta. Pura carne para leones.



El circo
Joaquín Artime © 2015
20 piezas distintas.
Cartulinas de 5 tonos de azul, impresión y rotulador plateado.
 5 x 4,8 cm.

No hay comentarios:

Publicar un comentario