5 de mayo de 2014

Juana Fortuny




"Lo enriquecedor de la palabra es su incapacidad de ser única. Nace de manera mágica para crear hilos de pensamiento entre los que la escuchamos; y entre sus pliegues refractantes se quedan los huecos para la interpretación, para el diálogo y para la ensoñación también. En mi propuesta he aprovechado para además acentuar el trabajo colaborativo pidiéndole la selección de un texto que relacionara conmigo a Dalia de la Rosa y me regaló este hallazgo de Onfray."

No hay comentarios:

Publicar un comentario