21 de febrero de 2014

"Entrevista al tinerfeño Joaquín Artime, artista multidisciplinar, Licenciado en Bellas Artes y temporalmente en el Centro de Arte La Regenta", por Canarias Diario


¡Hola! Bievenido a CanariasDiario.es, ¡Cuéntanos! ¿Quién eres?

¡Hola! Bienhallado. Cómo empezamos, vaya pregunta, como para contestarla en un momento de crisis personal… Me podría poner filosófico y decir cosas como que saber quién es uno mismo conlleva años de reflexión, que el autoconocimiento es una cuestión seria y que no siempre somos lo que deseamos ser, que tal vez no sólo nos definan nuestros actos, sino nuestras aspiraciones, el ejercicio de perseguir ser quien uno quiere ser. También podría regalar alguna pajada más como que no estoy del todo seguro. Pero voy a tratar de ser sensato, dejarme de pedanterías y no aburrir al lector.

Mi nombre es Joaquín Artime y soy artista multidisciplinar. Qué es eso de artista multidisciplinar, se preguntarán. Pues bien, les hablaré de mi caso: Mi labor artística no se reduce a una sola disciplina. En estos momentos estoy bastante inmerso en la instalación, la video-performance y la acción. En mis instalaciones se dan cita múltiples categorías: pintura, dibujo, video, performance, fotografía, apuntes, escritura, objetos, escultura. No de forma simultánea, las elijo en función de lo que quiero contar.

Nacido en San Cristóbal de La Laguna, actualmente vivo en Las Palmas de Gran Canaria y disfruto de un estudio temporal en el Centro de Arte La Regenta.


¿Cómo fueron tus comienzos en el mundo del arte?

¿Hasta dónde quieres que retroceda? Desde mi más tierna infancia siempre he desarrollado mis capacidades creativas. Todo servía para dar salida a una vorágine interior en perpetuo ciclo de vida y muerte, creación y destrucción.

A un nivel laboral, diré que soy Licenciado en Bellas Artes por la Universidad de La Laguna con Premio Extraordinario Fin de Carrera en 2007. Me especialicé en pintura. Durante años me dediqué exclusivamente a ella en cuerpo y mente. Mi primera individual fue en 2008 y se exhibió en la galería lagunera Stunt. Durante años seguí pintando y exponiendo, y me fue bien.

Esos podrían considerarse mis primeros pinitos en el mundo del arte. Sin embargo, creo que cada nuevo paso es el primero, avanzando en terrenos desconocidos, adquiriendo con ellos un nuevo grado de profesionalidad. Y no son fáciles, no hay esquemas ni fórmulas mágicas, es una vida arriesgada e insegura, aplacada por una incertidumbre atroz. Y aunque pueda parecer un camino bastante sombrío, lo recorro con ilusión y sintiéndome encontrado en cada parada.


¿Qué proyectos tienes entre manos? Brevemente.

No soy muy dado a hablar de lo que está por venir. Me gusta más que ocurra que hablar de ello. Sin embargo lo que sí puedo adelantar es que este mismo viernes 21 de febrero presento “Etemenanki” el tercer número de la revista-objeto “Papel Engomado”.


¿Es difícil ser artista?

Hace no mucho me incomodaba terriblemente el término “artista”. Siempre me he sentido mucho más cómodo con la definición de “pintor”, aunque ya no sólo haga pintura. Con el tiempo lo vas aceptando, incorporándolo no sólo en tu lenguaje, sino también en tu vida. “Ok, supongo que esto es lo que soy y así se llama”, te dices.

¿Si es difícil? Es incierto. No hay garantías ni seguridad. No estás avalado por nada, ni protegido por ninguna ley. Indefenso ante aquellos que se quieren aprovechar de tu trabajo y tu ilusión. Eres el último que cobras para todo y cuando te sale un proyecto de gran envergadura, dadas las circunstancias, casi que deberías de dar las gracias de que lo puedas hacer, aunque sea por amor al arte. Vives de trabajos esporádicos y de lo que vas vendiendo poco a poco. Es imposible ser autónomo (no sólo porque ser autónomo en este país es un sacrificio). Casi tengo 30 años y no he cotizado en mi vida. Ni quiero oír hablar de futuro. Imagínatelo, es como ser funambulista, andando en lo alto, por la cuerda, ante el abismo.

Por otro lado, no conozco nada que se me dé mejor. Ni que me haga más feliz, que me ofrezca tantas satisfacciones personales. Aprendo cada día, no sólo en lo laboral, sino en lo personal. Eso deja una huella grata y terrible. Es como una droga que no se puede dejar, porque es lo único que le otorga sentido al mundo, lo que te acerca a la comprensión del mismo. Mi decisión siempre ha sido visceral, da vértigo, por supuesto, pero también vida. Mucha vida.

Por suerte, no todo es tan oscuro y hay quien vela por ti y te apoya. Eso es reconfortante.


¿Qué te hace diferente al resto?

No es posible responder esto sin pecar de egolatría, prefiero que sea mi producción la que tenga la última palabra al respecto. Pero sí diré que mi punto fuerte es la dedicación casi obsesiva.


¿Tienes algún artista de referencia? ¿Por qué el/ella?

Por lo general no me gusta hablar de referentes, en parte porque creo que no los tengo. Me molestan las casillas y etiquetas. Efectivamente me siento muy atraído por el buen hacer de una lista interminable de autores que desarrollan o han desarrollado magníficas obras, como Regina José Galindo, Marina Nuñez, Louise Bourgeois, Jannis Kounellis, Anish Kapoor, y por citar a un canario, Juan Gopar.


¿Qué opinión tienes sobre nuevos talentos?

Tiendo a ser prudente y esperar qué ocurre. Porque hay mucho oportunismo, y lo que puede parecer auténtico es sólo una postura adoptada. Normalmente me decanto por un trabajo que viene avalado por los años de experiencia, básicamente porque esa experiencia se nota.


¿Crees que la gente cada vez se acerca más al arte? ¿o menos?

Mi apreciación es que la gente está más abierta a según qué cosas. Por ejemplo, me he visto muy sorprendido con la acogida de algunas de mis últimas obras, un tanto crípticas, y eso me hace pensar que algo está cambiando en la gente que me rodea. Que hay interés de base, sólo que la distancia a veces es insalvable por la falta de formación, por el miedo a no entender a la primera, o por la sensación de que se les está tomando el pelo. ¿Qué es el arte?, se preguntan. Les han enseñado una concepción obsoleta, clasicista del mismo, ignorando que el arte contemporáneo es el arte que les pertenece, porque él habla de sus mismas inquietudes, del mismo tiempo y espacio que comparten personas como ellos.

Creo que hay que despertar una mayor curiosidad en un público que permanece dormido, que no quiere pensar, por comodidad. Y no hablo ya sólo del arte, hablo de la cultura en general. Me gustaría que la gente leyese más, viese más películas europeas o independientes, fuese más al teatro o al auditorio, y que eso generase un pensamiento más crítico. La clave está en cómo conseguirlo, y las políticas actuales no están jugando a nuestro favor.


Sabemos que este viernes 21 de febrero a las 19:00 h. tendrá lugar la presentación del tercer número de la revista-objeto Papel Engomado y que además estará dirigida por ti, tienes la oportunidad de invitar a los lectores de CanariasDiario.es de asistir, cuéntanos de qué se trata este proyecto novedoso…

Bueno, no tan novedoso. “Papel Engomado” es una revista-objeto que nació hace casi dos años en el seno del Centro de Producción de Artes Visuales del Centro de Arte La Regenta. Los artistas becados con un estudio –rosa mesa, José Juan Torres, Adassa Santana, Josefran Santana, Roberto Canedo y un servidor– decidimos levantar un proyecto en común. Y la idea surgió de algo tan sencillo como el “tenemos a nuestra disposición una fotocopiadora, ¿Por qué no la usamos?”.

La primera idea fue la de realizar un fanzine, pero cuando escogimos la cajetilla de tabaco como contenedor –haciendo un guiño al origen tabacalero del edificio que nos unió: La Regenta era una antigua Fábrica de tabacos, Tabacos La Regenta–, adquirió el cuerpo de revista objeto. Libramos a la cajetilla de su relación mortífera y adictiva para que se convirtiese en otro tipo de droga, en un estímulo mental. Sacamos una tirada de 100 y pintamos el exterior de un color distinto por número. En el interior, en un principio, introdujimos mitades de folios plegados. Estos folios suponían un lienzo en blanco, un espacio en el que nos permitimos jugar, relacionar, reflexionar, transgredir. Del folio pasamos a otros elementos cada vez más sofisticados. Nos lo planteamos como un ejercicio abierto, experimental.

Así, el número 00 versaba sobre lo difícil que resultaba erigirse hoy en el mundo de la cultura. Luego sacamos un número especial con motivo del 25 aniversario de La Regenta, en él proponíamos un juego para descubrir quiénes eran sus fantasmas. Ya en el número 01 cambiamos la dinámica de la revista y partimos de los conceptos y fundamentos con los que cada uno de nosotros trabajaba, para dedicar desde entonces un número a cada artista, siendo Josefran Santana el primer artista. En el 02 presentamos el de Roberto Canedo, ”Zona vigilada” con la incorporación de Luna Bengoechea.

Hoy presentaremos el número 03, de color amarillo, dirigido por mí mismo. Se titula “Etemenanki” y se centra en la encriptación, codificación, deformación y distorsión de la palabra escrita como un reflejo de la incomunicación que nos asola, pese a que hablemos el mismo idioma.

En esta ocasión se reestructura la participación de artistas, con las salidas de algunos y las nuevas colaboraciones de otros. “Etemenanki” cuenta con los trabajos de: rosa mesa, Adassa Santana, Josefran Santana, Acaymo S. Cuesta, Juana Fortuny, Laura González, Davinia Jiménez, Garoé Fernández y yo mismo. Una muestra de piezas coloristas y heterogéneas. Y no es porque sea mi número, pero hemos ido subiendo cada vez más la calidad, potenciando el interés lúdico y artístico que tiene una revista-objeto que late con fuerza.

Esta tarde no dudaremos en abrir y dar claves para acercar sus entresijos. Quedan todos invitados.


Para concluir, defínete en tres palabras.

Ocurrente. Apasionado. Trabajador.


Muchas gracias por haber participado con nosotros y ¡mucha suerte para esta tarde en Papel Engomado!

Muchas gracias a ustedes por dedicarme este espacio. Espero verles esta tarde como una opción alternativa a ARCO. Porque aquí también hay arte.

No hay comentarios:

Publicar un comentario