1 de septiembre de 2012

Editorial

Los fantasmas de la Regenta 

La Regenta posee una historia. En su origen fue una tabacalera que Manuel Padormo adquirió para el Gobierno de Canarias en un despertar de la cultura del archipiélago. Fue él quien la reconvirtió en Centro de Arte y en sala de exposiciones.

Durante veinticinco años el edificio ha cobrado forma. Por él han pasado innumerables amantes del arte. Nosotros, como creadores que habitamos parte de este espacio, con motivo de este aniversario hemos querido realizar algo especial, algo que hable de aquellos que nadie ha mencionado: sus fantasmas.

Por eso, nuestro número nº0,25 nace como juego oscuro en el que, con siete fotos y siete álbumes, proponemos unir las imágenes de los espectros con el relato de su muerte. La fábula de los cuadernillos dan pistas, una vez se atiende a ellas, cuidadosamente, se ha de adherir una fotografía a la segunda página de un álbum. Al concluir de pegar las fotos, para comprobar las respuestas sólo se ha de abrir el libreto.

Se acierte o no se acierte, sigamos cumpliendo años.

No hay comentarios:

Publicar un comentario