26 de agosto de 2011

Si éramos pocos

Sónic me lo dejó bien claro: Si las tortugas tienen una cuenta en el Facebook yo también quiero... ¿O es que las quieres a ella más que a mí? Cabe decir que sí, pero ante semejante chantaje emocional, para mantener las apariencias, no me he podido resitir así que..., mi puercoespín ya tiene perfil en la red social. Algunos considerarán que YA EXISTE:



PS: Y estoy pensándome eso de agregar también la planta que tengo –Punky, se llama– que últimamente la veo un tanto mustia.

2 comentarios:

  1. ¡Es tan mono! Bueno, es erizo, pero una cosa no quita a la otra. :)

    ResponderEliminar
  2. Sí que es lindo, lo que ocurre es que el jodío no se dejar ver casi nada.

    ResponderEliminar