19 de mayo de 2009

La llegada

No era ningún lugar conocido, pero sentí que al fin llegaba a casa.

4 comentarios:

  1. No era ningún hombre conocido, pero me ayudó a ponerme mi traje de hogar.

    ResponderEliminar
  2. Era un juego aún por conocer, pero me encantó la base de sus reglas sin dictar.

    ResponderEliminar
  3. Partió de una regla inamovible y se convirtió en un juego psicópata

    ResponderEliminar
  4. El juego consistía en salir con vida de él.

    ResponderEliminar