28 de septiembre de 2012

Señales Mínimas


Fruto de las tres ediciones del Concurso de Microcuentos de El Corte Inglés nace el libro Señales mínimas. Microrrel(A)*tos, un compendio de los mejores trabajos presentados al concurso que edita Ediciones Idea dentro de la colección TID MICROCUENTOS y que tiene cuenta con el apoyo de la Escuela Canaria de Creación Literaria. Antonia Molinero, directora de la misma, escribe el prólogo.

Con 324 páginas, esta publicación se presenta en la sala Ámbito Cultural del Corte Inglés el 28 de Septiembre a las 19.30 h. Estarán a la venta por el poco razonable precio de 20,95 €. Precio que tendrán que pagar de forma íntegra los mismos participantes de la edición si quieren disponer de un único ejemplar, aunque hayan cedido sus relatos gratuitamente.

24 de septiembre de 2012

Hablando con Pepa




El próximo miércoles 26 de Septiembre de 17.00 a 20.00 h. en el Parque Santa Catalina presentaremos la cuarta edición de Hablando con Pepa, de la serie daily talks. Esta intervención es una idea original de rosa mesa en la que junto a otros artistas -Adassa Santana, Jose J*Torres, Josefran Santana y yo- acerca al ciudadano de a pie sus derechos fundamentales en la Constitución actual, en esta ocasión a modo de poesía.

La intervención tendrá continuidad el último miércoles de cada mes. Están todos invitados.

10 de septiembre de 2012

Papel engomado nº 01



Nos complace invitarles a celebrar la nueva edición de la revista-objeto Papel engomado: nº 01 “La correspondencia”. El evento consistirá en una fiesta-picnic que tendrá lugar el 15 de Septiembre en el Confital a las 18.00 h. (junto a la Cruz Roja). En él presentaremos nuestra querida revista, no se olviden de traer un presente para la homenajeada como galletitas, sándwiches, bebidas espirituosas... y prepárense para pasar una tarde diferente.

6 de septiembre de 2012

Rigoberta Petunia






Rigoberta Petunia
Joaquín Artime © 2012
Tinta, papel.
7 x 5,2 x 0,2 cm.
Rigoberta Petunia
3012 - 2011

Nuestra heroína nace en un tiempo incierto, sin subvenciones. El mundo es gobernado por un poder totalitario, ambidiestro y pedófilo bajo el nombre del G3. Carrillo, Fraga y Walt Disney han sido descongelados por los Fraggle Rocks para ponerse al frente de la presidencia mundial. Ilustres miembros abanderan la calidad del gobierno: Michael Jackson en el Ministerio de Educación y Guarderías, Federico Rato en el Ministerio de Economía Doméstica y Cajas de Galletas de Cereales, y Xuxa en el Ministerio de Juventud, Deportes, Guachinches y Chiringuitos.

Las gentes del lugar se muestran conformes y satisfechas cuales zombies recién comidos tras un empacho visual de Big Brother Jersey Shore. Sólo existe una joven vegetariana que estudia incansable en las ruinas de la Biblioteca Pública del Estado de Las Palmas ante el hermoso paisaje que ofrece un océano negro marino. Ella anhela un tiempo pasado que ahora se antoja mejor. Tras largas horas reflexionando ante los grandes volúmenes de los extraordinarios artistas que residieron en los estudios de La Regenta llega a una conclusión: recuperar lo perdido. Aquellos genios que producían en tiempos adversos para la cultura suponen un aliento para su maltrecha vida.

Siendo así, dedica años a estudiar física cuántica. Punset se convierte en su guía espiritual. Y gracias al documental “Rocky Horror Picture Show” da con la tan esperada clave. Cuando después de varios fracasos, nuestra joven heroína, que se había entregado en su frustración a las drogas más duras, logra construir la máquina del tiempo, viaja al pasado, y aunque quiere encontrarse con la tercera generación, ella aparece un año antes para conocer al regentito reserva, aquel que está íntimamente vinculado al universo de la botánica turística.

La joven llega para quedarse y entre ellos surge una gran amistad, aunque en su interior ella siente un enormísimo amor que guarda en secreto. Cuando parece que por fin todos sus intentos están dando frutos, fallece debido a un ambiente muy poco contaminado y la promesa de una tierra que nunca llegó. Ella, que estaba acostumbrada a procesar grandes dosis de óxido de carbono, ve cómo su organismo no responde a las sanas cantidades de oxígeno semi-contaminado.

No hubo velatorio, ni funeral, ni asistentes. Su cadáver reposó para siempre oculto entre las estanterías de neopan de los estudios. Ni las limpiadoras se dignaron a trasladar su esqueleto, pero no importó, porque todos los lunes, miércoles y viernes, veía al regentito primaveral. Fue eso lo que provocó que su espíritu permaneciese en aquel lugar. Y por las noches, ayudada por las ondas del microondas, subiese y bajase por en el ascensor, arrastrase cadenas, susurrase palabras en otros idiomas del futuro, reflejase su imagen en el espejo, sacudiese las planchas del techo, encendiese las luces de las escaleras, y gritase: “TÉ VERDE CON SOJA, LECHE DE AVENA, ABRE LA PUERTA. ¡¡¡MUERTE AL TRIGO!!! Y SOBRE TODO, ¡¡¡NO COMAS RISIS!!!”

Su intención, aún hoy, es ahuyentar a los regentitos para quedarse a solas con su jardinero. Y como no lo consigue, da rienda suelta a simposios filosóficos con sus amigas las cucarachas de pequeño, mediano, normal y gran tamaño.

PS: Difunda Papel Engomado, de lo contrario, en siete días, este fantasma se le aparecerá.

Texto de Joaquín Artime, Roberto Canedo, Jose J* Torres, Adassa Santana y Josefran Santana


5 de septiembre de 2012

Don Canelo






Don Canelo
Joaquín Artime © 2012
Tinta, papel.
7,2 x 5,1 x 0,3 cm.
Don Canelo
1933 – 1966

Jamás nadie supo con exactitud cuál era su nombre de pila. Ya desde muy pequeño todos se dirigieron a él por el apellido de su padre, que escondía una historia vinculada a la patria y el oficio militar.

Cuando llegó como hijo único al seno de una familia que con el tiempo se dibujaría como la más ortodoxa de las cunas falangistas, se convirtió en el segundo hombre de más poder de Alcúzar de Jerez, en la desaparecida Isla de San Borondón. Cada una de las cosas que el niño pedía le eran concedidas, de lo contrario, gritaba y pataleaba hasta que sus órdenes no eran más que satisfechas.

Así consiguió todo lo que se propuso. De modo arbitrario y caprichoso cambiaba los nombres de las calles, el significado de las palabras, las profesiones de las gentes, las vacas. Cualquier mañana uno podía despertarse siendo campesino; a la mañana siguiente, cura; y a la otra, alcalde. Ya entonces demostraba buenas dotes para la estrategia y la manipulación, pues no brindó su puesto a nadie, se había reservado el derecho a ser rey.

Su padre no veía con buenos ojos que el pequeño se autoproclamase heredero del recién nombrado reino de San Borondón, y de una azotaina le quitó parte de la malcriadez y el engreimiento, pero no la invención.

Su infancia la dedicó a levantar suposiciones, disparates que los criados permitían y que en su cabeza se asentaban como verdades absolutas. En realidad, no había pueblo de Alcúzar de Jerez, ni Isla de San Borondón, ni reino, ni calles que llevasen como insignia su temido nombre; sólo existía dentro de sí un vacío negro y profundo que él mismo se afanaba en rellenar con los malnutridos granos de su imaginación.

Poco a poco lo conocieron por sus excentricidades, y como llamaba demasiado la atención, sus padres decidieron ofrecerle una educación estricta sin salir de la finca. Hecho que lo colmó de rumores que aseguraban que estaba loco. “Ha pintado todas las puertas de la casa de color rosa”, “se pone el sombrero para dormir”, “canta canciones que no existen”, “lleva a cabo rituales de ofrenda al demonio”.

Aunque nada en esto había de cierto, el niño creció siendo figura imponente y origen de habladurías. Cuando estaba con su padre, Don Álvaro, los vecinos lo trataban con reverencia y respeto, a sus espaldas lo llamaban el demente del pueblo. Sin amigos, masticando tabaco y leyendo libros al revés, terminó de enajenarse, proclamando mensajes de igualdad y rebelión, cuestionándose todo aquello que le habían enseñado. Y como estaba loco, lo encerraron en su cuarto. Y tan loco estaba que no importó que no quisiese cortarse el pelo, ni que escribiese durante años una biblia sagrada que perdonase todos los pecados civiles de unos padres cegados por el poder y el dinero. Que la leyese en voz alta, detrás de la celosía de su ventana, sólo era una molestia más de todas las que provocaba.

Cuando a los treinta y tres años se escapó de casa, ya nadie lo reconoció, predicando como un mendigo –con ropas de harapiento y voz cascada por la bebida– ilusiones de un futuro mejor, viejas frases prohibidas que sonaban a república y derecho. Cosas que no parecían de loco sino de necio. Por eso, acabaron dándole una paliza que lo llevó directo al hospital. Allí sus padres lo encontraron sin dificultad alguna. Angustiados por el error de haber dejado volar su mente, asearon al hijo, le devolvieron un aspecto digno, decoroso, apropiado para el entierro.

Desde entonces, es un fantasma que vaga por las calles buscando el antiguo olor de su tabaco, gritando cosas de loco, cosas que aún hoy no encuentran lugar.

Don Canelo - Proceso





Don Canelo (proceso)
Joaquín Artime © 2012
Tinta, papel.
7,2 x 5,1 x 0,3 cm.

1 de septiembre de 2012

Editorial

Los fantasmas de la Regenta 

La Regenta posee una historia. En su origen fue una tabacalera que Manuel Padormo adquirió para el Gobierno de Canarias en un despertar de la cultura del archipiélago. Fue él quien la reconvirtió en Centro de Arte y en sala de exposiciones.

Durante veinticinco años el edificio ha cobrado forma. Por él han pasado innumerables amantes del arte. Nosotros, como creadores que habitamos parte de este espacio, con motivo de este aniversario hemos querido realizar algo especial, algo que hable de aquellos que nadie ha mencionado: sus fantasmas.

Por eso, nuestro número nº0,25 nace como juego oscuro en el que, con siete fotos y siete álbumes, proponemos unir las imágenes de los espectros con el relato de su muerte. La fábula de los cuadernillos dan pistas, una vez se atiende a ellas, cuidadosamente, se ha de adherir una fotografía a la segunda página de un álbum. Al concluir de pegar las fotos, para comprobar las respuestas sólo se ha de abrir el libreto.

Se acierte o no se acierte, sigamos cumpliendo años.

Contenidos Papel engomado nº 0,25

A continuación nos disponemos a revelar los contenidos del nº 0,25 de nuestra revista-objeto Papel engomado.


Esperamos que lo disfruten.

NU2 nº26 Septiembre-Noviembre

Les invito a que disfruten de la revista NU2, una revista hecha con mucho cariño y gusto por y para aquellos que disfrutan del mar. 



Tengo la suerte de que un cuadro mío aparezca en la página 28.