26 de junio de 2011

Revolución silenciosa

Estoy convencido de que si no podemos hacer felices a los demás, al menos sí podemos, con pequeños actos que no conllevan grandes esfuerzos, mejorar su día a día. Basta con escuchar a alguien desatendido, con regalar una sonrisa, ser amable, generoso.

Tal vez, sólo así, estas personas devuelvan parte de lo recibido, no a nosotros, que no es la meta, sino a los demás; y logremos con ello provocar una revolución silenciosa de energías positivas. Cuantos más nos acojamos a esta filosofía, más serán las personas que quieran a su vez devolver bien con bien.

24 de junio de 2011

Wassily Kandinski

“Como una nada sin posibilidad, como una nada muerta después de apagarse el Sol, como un silencio eterno sin futuro ni esperanza: así es interiormente el negro."

22 de junio de 2011

micro_relativo, el blog


Con ánimo de diferenciar mi actividad artística de la que recientemente he estrenado –escribir en una revista–, construyo un nuevo blog: micro_relativo.

En él colgaré lo que se publique cada mes en la Hoy&Today, para que así puedan acceder a los contenidos con los que yo colaboro todos aquellos que no consigan la revista. También se podrán seguir, por ejemplo, las historias que vayan surgiendo a manos de los lectores –actualmente estamos con Página doblada– o las reseñas de libros, eventos o escritores que vaya publicando. Espero poder ir, a la vez, incluyendo nuevos temas, y quién sabe, tal vez nuevos colaboradores.

De momento, les invito a micro_relativo, cuya imagen de cabecera está sacada de una manífica ilustración de la diseñadora Imada Vadillo.

20 de junio de 2011

retales&restazos

De vez en cuando necesito un cambio, y tenía la sensación, desde hacía un tiempo, que ya estaba tardando en variar de rumbo. Así que me olvido de viejos traumas infantiles (pese a que aún persisten y el eco no se extingue), para recomponer las piezas de este puzzle, a base de retales, a base de retazos. Fragmentos que aquí recolecto, expongo y subrayo.

16 de junio de 2011

18º Premio de Pintura Ciudad de Las Palmas de Gran Canaria

Ayer se inauguró el 18º Premio de Pintura Ciudad de Las Palmas de Gran Canaria en el Museo Néstor (Pueblo Canario - Parque Doramas, s/n. Las Palmas de Gran Canaria). Hoy he sido informado de que me han seleccionado, por lo tanto, encontraréis un cuadro mío entre todos los que conforman la exposición.

La muestra permanecerá abierta hasta el 10 de Julio. De martes a domingo de 10.00 h. a 21.00 h. A ella les invito.

15 de junio de 2011

Art Laren


La Galería de Arte Gaudí me ha invitado a participar en Art Laren (Brink, 1251. Laren. Holanda). En su espacio expondré un óleo de gran formato. Y esta vez tengo una corazonada. A ver si la intuición no falla.

La feria estará abierta del 17 al 19 de Junio. De 11.00 a 18.00 h.

12 de junio de 2011

William S. Burroughs, "El almuerzo desnudo"

"El sujeto no debe darse cuenta de que los malos tratos son un ataque deliberado contra su identidad por parte de un enemigo anti-humano. Debe hacérsele sentir que cualquier trato que reciba lo tiene bien merecido porque hay algo (nunca preciso) horrible en él que le hace culpable".

9 de junio de 2011

La letra sin fin - El cuarto

Hoy, en la Letra sin fin, escribo con Pintoro: "El cuarto".

"Lo más lógico era atribuirle mi situación a otra persona, o lo más cómodo. De cualquier modo, había llegado hasta allí y no por voluntad propia, ¿pero con qué propósito? ¿Realmente era posible construir una vida? ¿Con tantos detalles como para ser real? Yo recordaba mi infancia, mis trabajos, mis composiciones al piano, el sexo bien practicado, y el malo también. Recordaba a mi madre, no la mujer anciana y desgastada de ahora, sino la mujer joven y vigorosa que aprendí a conocer con cuatro años. Joder, incluso recordaba cómo había quedado escachada en mi zapatilla la cucaracha de anoche. ¿Por qué iba a recordar yo algo tan banal como una cucaracha aplastada? Bueno, tal vez ese tipo de detalles eran los que él/ellos creaban para que no sospechase cuánta ficción había en mí."

6 de junio de 2011

Como los dedos de la mano

Si pienso en mi tía, me vienen dos flashbacks claros. El primero responde a mi infancia. Ella me fascinaba por su vitalidad, por las ganas de disfrutar de todo. Dibujaba. Tomaba el sol. En el agua se quitaba la parte de arriba del bañador. Daba paseos con sus perras por la montaña. No actuaba como los adultos, más bien parecía una niña con mucha edad. Estar un día en su vida era algo maravilloso. Pasar un fin de semana en su casa ya no tenía nombre. Cómo nos divertíamos.

El segundo responde a mi adolescencia, cuando en el salón de mi casa pasábamos largos ratos hablando de literatura, cine y pintura. Sin prejuicios. De tú a tú. Rara vez me dijo que yo aún era demasiado joven para entender según qué cosas. Y aún así, nunca dejé de sentirme valorado. De repente mi opinión contaba, y sentía que tenía mucho que decir.

No sé exactamente cuándo empezó a traerme sus acuarelas para que las viese, para compartirlas conmigo. Yo le solía aconsejar (y aún lo hago): cambia tal color, me gusta tal mancha, por qué no oscureces esto, aclara lo otro. Y mi tía asentía, como si yo verbalizase algo que ella era capaz de intuir pero no de identificar.

Sus paisajes. Sus árboles. Sus flores. Sus composiciones vegetales. Algún bodegón. Todos pasaron por mi ojo crítico, con el único ánimo de hablar de lo suyo conmigo. Yo los analizaba desde lo que eran, producto de su autodidactismo. Y en mis observaciones trataba de abrirle nuevos caminos que indagar.

Ahora se enfrenta a una exposición, y lo hace desde la mejor de las perspectivas. Ha decidido mostrar su modesta evolución, desde que comenzó hace tanto, cuando apenas contaba con diez años, hasta ahora. Las láminas, la mayoría de pequeño formato, las acompaña de unos textos que han salido de su vocecilla interior. La de la niña que aún vive dentro.

He sido testigo de todo el proceso. Y lo he vivido con muchísima ilusión. Ella me diría: ¿No vas a ser testigo? ¡Si por ti estoy haciendo esta exposición! La verdad, yo no recuerdo habérselo propuesto, aunque no me extraña que la idea saliese de mí. Sí, su obra es pequeña, humilde, pero está llena de savia, dedicación. Además, exponer es toda una aventura, y ¿por qué no se iba a dar ella el placer de vivirla?

En cualquier caso, para mí, lo más importante no es que hoy se inaugure el trabajo que la ha tenido tan ocupada durante los últimos meses; lo más importante ha sido el proceso, el haber podido disfrutar de todo el entusiasmo que le ha generado.


Como los dedos de la mano de Montserrat Pinilla se inaugura el lunes 6 de Junio a las 17 h. en el Centro Multifuncional del Tranvía (Avenida Los Menceyes con Calle Abreu y Valdés, 1. La Cuesta).

La muestra estará abierta hasta el 10 de Junio de 10.00 a 13.00 h. y de 17.00 a 21.00 h.

4 de junio de 2011

MICRO_RELATIVO en Hoy&Today

Este mes comienzo una nueva andanza, entro como colaborador en la Guía de Ocio y Turismo de Tenerife Hoy&Today. En mi sección, MICRO_RELATIVO, hablaré sobre los últimos libros que me he leído, de eventos literarios llevados a cabo en la isla, o de escritores canarios.

Asimismo, de forma paralela a La letra sin fin, surge una historia, Página doblada, que está abierta para que todo el que quiera continuarla, pueda hacerlo. La mejor propuesta se publicará en el siguiente número. Se hará sucesivamente así hasta que llegue a su fin. Espero que la idea guste, sea estimulante y la gente participe.

Cada historia será ilustrada por un mismo dibujante, en este caso, las imágenes de Página doblada vienen de la mano de Guillermo Pérez Rancel.

Sé que cometeré errores. Ya he advertido los primeros (escribir el artículo sobre "¡Indignaos!" antes del 15 M y no darme cuenta, rectificar y hacer referencia a él. O comerme una palabra en Página doblada –pese a tantas veces que lo revisé–. O no comprobar que lo que estaba en cursiva, siguiese en cursiva). Fallos de principiante. Ya lo iré haciendo mejor. Seguro.

De momento, publicaré aquí, en el blog, los artículos que surjan. Y en La letra sin fin, una vez se terminen, los cuentos y los nombres de sus autores.

Ahora sólo queda esperar, ver qué tal funciona. De momento, yo ya tengo mi revista en mano, ¿y tú?

1 de junio de 2011

Revisitando La ciudad invisible


A través del espejo
2008
Óleo sobre tela.
146 x 146 cm.
A través del espejo
Del otro lado del espejo brotó un mundo fantástico. En él, todo era posible. En él, siempre hacía frío.