31 de enero de 2010

In memóriam

En efecto, La ciudad invisible ha llegado a su final. En esta parada de tierras de ensueño, terrenos baldíos, sequía, inspiración y magia, hemos disfrutado de un paisaje irrepetible. Ahora que se marcha, se transforma, no quiere olvidar.
d
En otras palabras, el título del blog cambia, el espíritu permanece igual. Cuando concebí este espacio, supe que nunca se quedaría con el mismo nombre. El camino es largo, y deseo recorrerlo paso a paso. In memóriam se presenta como un lienzo en blanco. Y a él, les invito.

23 de enero de 2010

La letra sin fin - La huella

Como La letra sin fin también forma parte de mi trabajo, ahora, cada vez que termine una historia, lo anunciaré en este espacio.
fd
Hoy, La huella, y para abrir boca, adjunto un fragmento:
d
"Sí, todo el mundo atesoraba un sinfín de misterios, de lugares oscuros, hechos de pasado y mentiras. Y ella, como los demás, asumía su parte con resignación y zozobra.
s
Las horas fueron pasando, a la velocidad con la que caminaban los recién llegados, como si con sus pasos acelerados, fuesen empujando los segundos, uno a uno, hacia la tempestad interior de un reloj de arena."
d

15 de enero de 2010

A la espera

Penélope
Joaquín Artime © 2009
Óleo sobre lienzo.
130 x 73 cm.
Colección particular.

Su príncipe azul no dejaría de ser una rana. Pese a todo, lo esperaba.

14 de enero de 2010

Allí lo encontrarás

g
En el cielo
Joaquín Artime © 2006
Óleo sobre lienzo.
73 x 100 cm.
Colección particular.
En el cielo
Un grito rompió el silencio.

Llevaba varios minutos tendida en el suelo. Inmóvil. Con las piernas destrozadas y sin mediar palabra. Había perdido el conocimiento y al volver en sí, sólo fue capaz de proferir un alarido ensordecedor. Su madre la abrazaba. Sin darse cuenta, le causaba aun más daño.

La niña lo comprendió. Reconoció el coche rojo que la había atropellado. Era el mismo en el que viajaba por las mañanas para ir a clase. Intentó moverse, pero no pudo. Los hilos que tiraban de las extremidades se habían roto.

Se estremeció. De pronto, vio el collar de Arpi. El perro yacía en el asfalto, a dos metros de distancia, completamente inerte. Deseaba ver de nuevo sus ojitos color avellana, y a la vez, sabía que si lo hacía, no podría soportarlo. Comenzó a llorar. Respiró con dificultad y se dirigió a su madre.

–Mamá, ¿los perros también van al cielo?

La mujer se secó las lágrimas y contempló los restos de su mascota. Luego miró los ojos desvaídos de su hija.

–Sí, cariño.

La niña sonrió y se dejó llevar.

13 de enero de 2010

La ciudad invisible y otros cuentos, noche de inauguración

El martes 12 de enero se inauguró a las 20.00 h. mi individual La ciudad invisible y otros cuentos en el Castillo San Felipe Espacio Cultural (Puerto de la Cruz). El acto, sencillo, con unos cincuenta asistentes, fue cercano, íntimo, imborrable. Los cuadros quedaron de miedo, y los que hasta allí se acercaron, se fueron con una sonrisa. No puedo pedir más.
d
d
Mis amigos de teatro y yo.
d
d 


"URBANIZARTE" permanecerá abierta

Sí, tras la buena acogida de la exposición, les anuncio que la colectiva URBANIZARTE tendrá sus puertas abiertas hasta el día 30 de Enero en BOCA RATON (Pérez Galdós, 25. Santa Cruz de Tenerife), de lunes a viernes con un horario de 10.00 a 13.30 h. y de 17.00 a 20.30 h. Los sábados de 10.00 a 13.00 h.

12 de enero de 2010

La ciudad invisible y otros cuentos, Joaquín Artime

La ciudad invisible y otros cuentos sigue la estela de ÚBEDA, de cerros y otros lugares, mi primera individual, sólo que ahora su sombra se prolonga, se desdibuja, se desvanece. Todo parece igual, pero ya nada es lo mismo. El paisaje se ha convertido en un juego de espejos, en una visión calidoscópica de la realidad, pero una visión completamente real. La incertidumbre, la contingencia, la ambigüedad, la fragmentación, la abstracción (de pintura e imagen), el voyeur (el espía espiado también) y la luz se articulan para dar una vuelta de tuerca, para ir más allá de lo conseguido, encontrar un nuevo lenguaje, un camino propio.

Así, La ciudad invisible y otros cuentos muestra mi trayectoria pictórica, con 21 cuadros de medio y gran formato, pintados al óleo sobre lienzo. Con ellos, espero poder transportar al espectador a un mundo mágico, donde lo certero tan rápido se contempla como se esfuma, desaparece.

8 de enero de 2010

La ciudad invisible y otros cuentos

Este martes 12 de Enero a las 20.00 h. se inaugura en El Castillo San Felipe Espacio Cultural (Paseo Luis Lavaggi, 12. Puerto de la Cruz) mi exposición individual La ciudad invisible y otros cuentos.


La muestra permanecerá abierta hasta el 30 de Enero, de martes a sábados con un horario de 10.00 a 13.00 h. y de 17.00 a 20.00 h.

7 de enero de 2010

Juno


Juno me recibió despatarrada, panza arriba, moviendo el rabo. Me senté cerca y le rasqué las orejas, la frente, el lomo, el vientre. En el hocico descubrí unas costras de tierra; sin duda, había estado trabajando con bastante empeño en su túnel, con el que quiere atravesar el mundo, llegar a la China, esconder los huesos, los tesoros, los recuerdos, una foto tuya, un pedazo de mi cara. Mientras le acariciaba las cejas con la yema de los dedos, sus ojos brillaban sobre el parqué. Me contó que era una perra real, con boca loca y patas de hierro, que por las noches salía volando, se comía alguna vaca y dormía en una cama llamada Luna.

De pronto, llena de melancolía, me preguntó cuándo volvías de tu viaje peludo. Evidentemente, yo sabía la respuesta; como sabía que ella no entendía el concepto del tiempo. Una hora no es bastante, un día demasiado, un segundo eterno, un mes cuestión de años. En un principio le contesté que pronto. Pero fue como no decir nada. Medité mejor mi respuesta: "No te preocupes, mientras ella falte, no estarás sola". No sé si la calmé, lo cierto es que se levantó ladrando, corrió por el pasillo en un vaivén vertiginoso, y acabó por tumbarse a mi lado. En cuanto la volví a tocar, me enseñó los dientes, pequeños, algo separados, en su encía bicolor. Nunca antes la había visto, con todo, reconocí su fausta sonrisa.

2 de enero de 2010

1 de enero de 2010

Pasando revista

Me he propuesto un juego (que espero ustedes sigan con sus comentarios), hacer autocrítica y escoger, aunque el blog aún no cumpla un año, dos cosas de cada sección; como si las quisiese salvar para siempre de la quema del olvido y guardarlas en el arca de mi pecho. No deben ser necesariamente las mejores, sólo las que ahora vuelven a mi mente. Y si es así, por algo será.
d
Los cuadros:
d
Los fantasmas caminan de día
d
El sueño de nadie
d
d
Las exposiciones:
s
ÚBEDA, de cerros y otros lugares
s
La ciudad invisible
s
s
Los textos:
e
ÚBEDA, de cerros y otros lugares, por Elisa Falcón
e
La ciudad invisible, por Elisa Falcón
e
e
Los microrrelatos:
q
Adentro
q
Presumí que viviría para siempre
q
q
Las fotos:
c
El colgado
c
Sombras, seres translúcidos y miedo
c
c
Los regalos:
n
Encarneviva
n
n
Los premios:
p
Fundación Mainel
p
Enrique Lite
p
p
Las historias de La letra sin fin:
l
La lengua del ahorcado
l
La vaca hace muuuu
l
l
Los colores:
t
Marrón
t
Blanco

2010

Bien recibidas serán todas las cosas que nos traes.
Incluida la resaca.