21 de julio de 2009

Cruzarte 09

Este viernes 24 de Julio a las 20.30 h. se hará público el fallo del jurado y se procederá a entregar los premios Cruzarte 09 en el Castillo San Felipe (Paseo Luis Lavaggi, 12. Puerto de la Cruz). Una vez finalice el acto, se inaugurará la exposición, se presentará el catálogo de las obras ganadoras de la edición anterior (donde yo recibí el primer premio) y se proyectarán los cortos y las videocreaciones ganadoras de esta XVI edición.
s
La muestra permanecerá abierta hasta el 8 de Agosto, de martes a sábado con un horario de 11.00 a 13.00h. y de 17.00 a 20.00 h.

20 de julio de 2009

Miembro del Jurado

Como el año pasado resulté ganador del V Certamen de Pintura Dimas Coello 2008, han querido contar conmigo como miembro del jurado de esta edición 2009.
d
La verdad es que llevaba años deseando ver qué sucedía al otro lado de un concurso, no como participante, sino como persona invitada que delibera sobre qué es merecedor y qué no. Durante todos estos años he visto muchos concursos. A veces mi criterio coincidía con la obra elegida como ganadora, otras discrepaba por completo, y algunas pocas, resultaba ser yo el ganador (y en esos casos, prefería no darle demasiadas vueltas, ni para bien, ni para mal, me limitaba a disfrutar el momento).
d
Al principio, cuando no me seleccionaban o no ganaba algo, me sentía desinflado. Veía como obras que, a mis ojos, eran malas (seamos claros), se llevaban premios cuantiosos y de reconocida trayectoria, y obras buenas se iban de manos vacías. La suerte, me decía, es un factor fundamental. Y en cierta manera lo es. Todo depende de un millar de factores. Depende de los miembros del jurado, de su gusto estético, del sistema de votación, de los puntos concedidos, de las obras expuestas, de que ningún cuadro se parezca al tuyo (porque la gente se copia de forma descaradísima, y como víctima que he sido y soy, he de decir que cada día lo veo con mayor frecuencia) o se desligue de los demás por una cuestión casual, es decir, si en una cesta de manzanas la mayoría que se meten son rojas, es evidente que la verde destacará sobre las demás (y no, no pretendo ser Ana Botella).
d
Esto ni es injusto, ni es errático, es puro azar. Ganar un concurso no sólo depende de la calidad de una obra (aunque debiera ser así), depende de que los planetas se alineen a tu favor. De que un grupo de personas que no se conocen, se pongan de acuerdo para conceder uno, dos o tres premios, según la ocasión. Y si ya es difícil que se pongan de acuerdo los miembros de una misma familia, sólo hay que imaginar.
d
Con el tiempo aprendí que mis obras no eran mejores o peores por ganar un concurso o no. Y cuando me comenzó a dar igual, empezaron a caer los premios. Paradojas de la vida. Hoy por hoy, para mí, ser seleccionado y exponer, es un gran privilegio. Lo demás es un plus, no lo vamos a negar, pero no me quita el sueño.
d
En cuanto a mi experiencia como jurado, ha sido positiva, pero una de tantas posibles. Podría haber ido mejor, o peor. Se votó y luego se deliberó un poco sobre lo que había salido. Hay quien no tiene claro cuál es su criterio y se deja llevar por lo que dicen los demás. Tal vez porque les da un poco igual a quién y cómo. Hay quien trata de imponer su criterio a toda costa y se cruza de brazos esperando que el otro ceda. Se discute sobre qué es pintura. Y sí, hay muchas diferencias al hacer la puesta en común. Al final gana lo más votado. De lo que yo voté (En un ataque de justicia di mi voto a uno que me copia/me ha copiado, porque no había nada mejor, y cosas de la vida, nadie más lo votó), sólo salió un premiado, y muy de rebote. ¿Es injusto? No, es democracia.
d
d
PD: La entrega de premios y la inauguración de la exposición será este jueves 23 de Julio a las 19.00 h. en el Ayuntamiento Viejo de Candelaria. Mis felicitaciones a los ganadores.

13 de julio de 2009

Recordamos cómo era "La Identidad Invisible"

La réplica
Joaquín Artime © 2009
Óleo sobre lienzo.
100 x 153,8 cm.
La réplica
Maquilló su existencia, y la réplica vio la luz antes que la original.

12 de julio de 2009

La Identidad Invisible, por Elisa Falcón

Este mes, la revista Hoy&Today publica una crítica de Elisa Falcón sobre La Identidad Invisible (pág 26-27)

d
d
Reflexionar sobre la identidad no es tarea fácil ni, a menudo, agradable. Cuando el análisis se hace acerca de una idiosincrasia colectiva (la de género, por ejemplo) podría parecer que la dificultad se atenuase. Por lo general, siempre hay una frase hecha, un lugar común o un tópico al que acudir para etiquetar al grupo. Pero, aunque fácil, ese sería un discurso vago, precocinado. Una falsa cavilación sobre una personalidad no menos impostada.

La identidad invisible, propuesta ganadora de la convocatoria de Proyectos Expositivos 2009 de la Fundación Canaria Mapfre Guanarteme, nos enfrenta a la espinosa labor de reconocer qué hay de esencial en la mujer en el siglo XXI, aparentemente liberada de la ancestral tiranía de lo masculino, pero sometida, en realidad, a los dictámenes de la moda, a la imagen estereotípica de la publicidad y los medios de masas, y esclava de nuevas dictaduras.

Este grupo de creadores (integrado por cuatro jóvenes artistas salidos de la Facultad de Bellas Artes de la Universidad de La Laguna) ofrece sus puntos de vista sin eludir la perspectiva más incómoda, y aborda la cuestión de una forma que es, a veces, cruda o distante y que, otras veces, está cargada de emotividad o misterio.

Joaquín Artime recupera al flâneur impresionista que espía, por el hueco de la cerradura, a la mujer en el ámbito de lo cotidiano. Con inquietantes encuadres que rememoran el descubrimiento de las posibilidades del lenguaje fotográfico, muestra protagonistas que, lo mismo que las de Degas, son sorprendidas por el ojo del mirón en escenas de baño, dormitorio o cocina. La notable diferencia es que estas no son mujeres inconscientes, que ignoran que son observadas; o que, sabiéndolo, se resignan sumisamente a ser objeto de la contemplación impúdica del varón. Muy al contrario, conocedoras de que siempre puede haber alguien mirando, no sólo no les importa, sino que -pese a su apariencia impertérrita e indiferente- disfrutan perversamente de ser dueñas de un mundo interior en el que ni el más avezado voyeur podría penetrar jamás.

Manuel Utrera es el detective apostado en la esquina, el vecino curioso que mira a través de las ventanas cuando saca la basura, imaginando lo que pasa en el interior. Pero, he aquí que, por arte del arte, las sólidas paredes, las turbias cortinas, se vuelven de translúcido papel, y la intimidad (al menos en apariencia) es violada con la inocencia de un juego de niños. Tristemente, la incógnita nunca quedará resuelta. Las habitantes de ese mundo impersonal aunque colorista, oscuro aunque artificialmente iluminado, se aparecen apenas como sombras chinescas, desprovistas de rasgos y, por tanto, de identidad. Sólo sus siluetas inequívocas y la inequívoca función que desempeñan permiten atisbar quiénes son o, más bien, lo que son: autómatas sin esencia, engullidas por la reiteración de los ritos domésticos y por el peso abrumador de la colectividad.

Los sencillos rituales cotidianos le sirven también a Esther Dellaventura para identificar la identidad femenina, pero no como sinónimos de alienación, sino como una sublimación de las pequeñas intimidades que nos hacen diferentes de los demás. La esencia de la mujer es retratada a través de sus posesiones más comunes y queridas (el viejo utilitario, el modesto mobiliario del comedor familiar); es captada en corrientes y tiernas escenas de domingo, en compañía de los seres queridos. Sin complejos ni prejuicios, emplea labores, como el bordado o el patchwork, que el feminismo más recalcitrante asociaría al papel sumiso de la mujer, ya que eran transmitidas (como en este caso) siempre y sólo de madres a hijas. Pero esta mujer contemporánea, liberada de falsas poses de modernidad, reinventa su herencia para hablar de sí misma. Sus imágenes, dotadas de un cierto carácter de ensoñación, originales e imprecisas, poseen la extraña apariencia de lo realista mágico.

Mucho menos amable, mucho más descarnada y directa, es la visión de Adriana Suárez, que afronta sin medias tintas la delicada cuestión de la mujer como objeto de deseo y satisfacción sexual. Sus protagonistas son iconos de la pornografía, mujeres siempre dispuestas, complacientes, sin voluntad y sin límites; la perfecta encarnación estereotipada de las fantasías de otro estereotipo, el del macho dominante. Ignorantes de dónde reside su verdadero atractivo, asumen que son sólo aquello que les han hecho creer que las convierte en deseables, y se perpetúan en esa actitud sin cuestionarse si eso las hace felices. Mujeres sin espacio, excesivas, insaciables, ausentes, son la querida puta (como reza el título de una de las obras) que todo marido desearía tener de puertas hacia adentro. Dispuestas a dejarse sodomizar, literal y simbólicamente, nunca oponen resistencia, ni se cuestionan lo que quieren.

Valiente y honesta, La identidad invisible ha sabido aunar, sin chirridos y con una gran coherencia visual, proposiciones y lenguajes diversos, y nos hace mirar hacia aquello que la saturación y el poder de las imágenes en el mundo moderno nos impiden contemplar reflexivamente: la naturaleza disfrazada de la mujer, la esencia silenciada del individuo.
Elisa Falcón

11 de julio de 2009

La entrega de premios de Arona Joven

Los jóvenes premiados fuimos:


Tanja Sánchez (accésit de fotografía), Isaac Correa (accésit de pintura), Joel Jeray Trujillo (mejor obra de autor local), yo (ganador del certamen) y Guaya González (accésit de escultura).

10 de julio de 2009

Primer Premio - 2º Certamen Insular de Artes Plásticas Arona Joven

Hoy 10 de Julio a las 20.00 h. se ha hecho público el fallo del 2º Certamen Insular de Artes Plásticas Arona Joven y en él he ganado el primer premio. Aún me resulta increíble.
d
s

La muerte de las musas
Joaquín Artime © 2007
Óleo sobre lienzo.
74 x 116 cm.
Colección Ayuntamiento de Arona.

El arte pendía de un hilo, y no dudó en cortarlo.

7 de julio de 2009

2º Certamen Insular de Artes Plásticas Arona Joven

Desde el 15 de Junio se puede ver en el Centro Cultural de Los Cristianos (Plaza El Pescador, 1. Arona) la exposición con las obras presentadas al 2º Certamen Insular de Artes Plásticas Arona Joven.
d
La muestra permanecerá abierta hasta el 1o de Julio, de lunes a viernes con un horario de 08.00 a 22.00 h. y los sábados de 09.00 a 13.00 h.
a
El 10 de Julio a las 20.00 h. se hará público el fallo del jurado y se procederá a entregar los premios de esta convocatoria en el Centro Cultural de Los Cristianos.
d
d

2 de julio de 2009

Inauguración de Enrique Lite

El 2 de Julio a las 20.30 h. se inaugura en el Centro de Arte La Recova – Sala Anexa (antiguo Centro de Fotografía, junto al Teatro Guimerá. Santa Cruz de Tenerife) la exposición con las obras ganadoras y finalistas del XII Premio Nacional de Pintura Enrique Lite 08.
s



Yo, Sabina Gau, María Luisa Hodgson y Severo Acosta.
f
Los asistentes.
d
Mi cuadro ganador, La espera.



El Segundo Premio, Mamá borracha, una obra de Iván Ferrer.