29 de junio de 2009

XII Premio Nacional de Pintura Enrique Lite 08

Este jueves 2 de Julio a las 20.30 h. se inaugura en el Centro de Arte La Recova – Sala Anexa (antiguo Centro de Fotografía, junto al Teatro Guimerá. Santa Cruz de Tenerife) la exposición con las obras finalistas del XII Premio Nacional de Pintura Enrique Lite 08 donde he recibido el primer premio.
d
Junto a las obras de este año también se expondrán los cuadros que han ganado cada edición del premio desde el año 1999. El catálogo recogerá también todas esas obras.
s
La muestra permanecerá abierta hasta el 18 de Julio, de lunes a sábado con un horario de 11.00 a 13.00h. y de 18.00 a 21.00 h.
d
d
d
La espera
Joaquín Artime © 2008
Óleo sobre lienzo.
100 x 100 cm.
Colección Universidad de La Laguna.
El mundo en tus manos
El eco de sus palabras refluyó en mi cabeza. "El mundo está en tus manos". Lo había dicho con la mejor de las intenciones. Sin duda, desconocía la escabrosa verdad que se escondía tras una frase hecha.

27 de junio de 2009

Orden en la sala

Si las entradas bailan un vals, una bachata o un paso doble de vez en cuando, es porque todo ha de estar en su lugar. Ni antes, ni después. Justo donde deben.

25 de junio de 2009

XI Certamente de Pintura Ciudad de Gáldar - Premio Antonio Padrón

El jueves 25 de Junio a las 20 h. se inaugura en la Casa Cachazo y Verde Aguilar (C/Guillén Morales, 13. Gáldar. Las Palmas de Gran Canaria) el XI Certamen de Pintura Ciudad de Gáldar - Premio Antonio Padrón que recopila las obras premiadas y seleccionadas del concurso. En él he recibido el segundo premio ex aequo.
s
La muestra permanecerá abierta hasta el 16 de Julio, todos los días por la mañana con un horario de 8.00 a 14.30 h. y los martes y jueves también de 18.00 a 21.00 h.
d
d

Ítalo
Joaquín Artime © 2007
Óleo sobre lienzo.
89 x 146 cm.
Colección Ayuntamiento de Gáldar.

Descubrí quién era por todo lo que no dijo.

19 de junio de 2009

16º Premio de Pintura Ciudad de Las Palmas de Gran Canaria

El viernes 19 de Junio se inaugura en el Museo Néstor (Pueblo Canario. Las Palmas de Gran Canaria) el 16º Premio de Pintura Ciudad de Las Palmas de Gran Canaria que recopila la obra finalista (el primer premio se queda desierto) y los seleccionados del concurso. En él yo he sido seleccionado.
s
La muestra permanecerá abierta hasta el 12 de Julio, de martes a sábado de 10 a 20 h. Domingos de 10.30 a 14 h. Entrada libre.

17 de junio de 2009

Mañana es otro día

Hasta aquí llega el repaso por mi trayectoria artística. Vaya, diría que se me ha hecho corto. A partir de ahora, todo lo que publique será de rigurosa actualidad (les recuerdo que las colectivas "La Identidad Invisible" y "Atrium08" siguen abiertas al público).
Sólo espero tener cosas suficientes que contar. Por un momento cierro los ojos y me digo que sí.

16 de junio de 2009

La inauguración

Aunque no fue mucha gente, la exposición quedó preciosa.

Añadir imagen

ATRIUM 08

El viernes 5 de Junio de 2009 a las 20 h. se inaugura en la Fundación MAPFRE GUANARTEME (Edificio Cultural Ponce de León. Las Palmas) la exposición ATRIUM 08 3er. CERTAMEN DE ARTES PLASTICAS, que recopila las obras premiadas y seleccionadas en el Certamen (bienal).
La muestra permanecerá abierta hasta el 17 de Julio, de lunes a viernes con un horario de 10.00 a 13.00 h. y de 18.00 a 21.00 h.


14 de junio de 2009

No te vayas a dormir



El sueño de nadie
Joaquín Artime © 2008
Óleo sobre lienzo.
146 x 146 cm.
Colección particular.

Los sueños se la llevaron, y sola no supo volver.

13 de junio de 2009

La confianza

Con la fe ciega de una madre, confió en nosotros. Gracias, Adriana.

La inauguración

El día de la inauguración fue una pasada. Acudió bastante gente y la exposición gustó mucho. No se puede pedir más.


Adriana Suárez Medina, Esther Dellaventura, yo y Manuel Utrera.

Luego fuimos a celebrarlo.
d

Joaquín Artime, por Adriana Suárez Medina

La importancia de los acontecimientos insignificantes, de las escenas cotidianas, de nuestros rituales diarios como la realidad invisible de la identidad femenina.

Estancias interiores invitan a ejercer de voyeur en complicados planos que apenas permiten vislumbrar personajes, pero que dejan latente la presencia de estos. Las escenas ocurren en un halo de teatralidad, parecen suspendidas en un momento de espera. Inquietantes. Contrastan pues con la realidad de las imágenes que en apariencia relatan simples rituales de belleza o momentos de descanso. Como si algo no muy agradable estuviera a punto de suceder.

Personajes femeninos observados, que no están hechos para ser observados. Aparecen ajenos, áureos y distantes, apenas visibles. A pesar de estar inmersos en la superficialidad de sus tareas, domesticas, de culto a la belleza, no se nos exhiben. No son nuestro objeto sino el suyo. Les resbala nuestra mirada, nos dan la espalda, viven dentro del hábitat de las cosas interiores. Donde las cosas que importan no tienen importancia, simplemente un momento y un lugar en el que sólo estar y dejar escurrirse el tiempo, absorto y abducido por los quehaceres del “yo”.
Adriana Suárez Medina

12 de junio de 2009

La Identidad Invisible (Un primer acercamiento), por Adriana Suárez Medina

Vivimos una época en la que los modelos de identidad, al menos en las sociedades occidentales, ya no emanan sólo de los paradigmas filosóficos, ideológicos o religiosos, sino que están claramente marcados por la omnipresente acción comunicativa de los mass–media.

Los diferentes medios de comunicación pública: cine, televisión, moda, internet, prensa, etc.; actúan como intermediarios de un ininterrumpido flujo de modelos de mujeres y varones. Dicho flujo se traduce en imágenes estereotipadas que pasan a tener relevancia social.

La industria de la publicidad se ha convertido en una de las más importantes fuentes, si no la más, de renovación de los modelos estéticos, en su búsqueda de imágenes atractivas con que alcanzar su objetivo esencial: el estímulo del consumo. En muchos casos, estos modelos estéticos acaban incorporándose al imaginario colectivo y adquiriendo influencia en la construcción de las identidades sociales, un proceso que es bien visible en el caso específico de las imágenes sobre la mujer o lo femenino.

Otro fenómeno importante es internet. Un espacio de libre circulación de opiniones e ideas que amplifica la difusión de los modelos icónicos. Si bien diversos grupos feministas han hecho de este espacio su principal arma alegando la facilidad de acceso a la información, el número de páginas dedicadas al sexo (mujer complaciente) y a conductas totalmente contrarias a los valores feministas es abrumadamente mayor.

De hecho, en las últimas décadas del siglo XX, la imagen de la mujer se ha situado en un punto detensión entre fuerzas divergentes: por una parte, los movimientos sociales que, desde un feminismo más o menos militante, apuntan a la normalización social de la igualdad de géneros. Por otra, la acción de la maquinaria de consumo, que insiste en la instrumentalización de los estereotipos sobre lo femenino como un mecanismo efectivo de aliento al consumo. Las representaciones artísticas de la mujer se encuentran en un estado de colisión entre estos dos modelos. Desde la órbita de los mass–media, los modelos más extendidos suelen escorar hacia el uso de las imágenes tópicas de la mujer, tanto si se la concibe como consumidora (como target u objetivo de la acción comunicativa) o como objeto de deseo (empleando su imagen para incentivar el consumo). Así, se perpetúan los estereotipos que reducen a la mujer al espacio doméstico, a su papel como sujeto pasivo (acompañante del varón) o bien a su función como mero objeto de deseo. Por el contrario, la imagen más habitual de lo masculino sigue predominando en ámbitos no domésticos y ejerce un rol protagonista, activo.

Estas construcciones culturales de género conforman el patrón de comportamiento predefinido que se espera de un individuo, que en el caso de las mujeres suele estar relegado al ámbito doméstico mientras que en los varones se desarrolla en la esfera pública.

En el contexto de esa habitual instrumentalización de la imagen de la mujer, se produce una estetización de esos estereotipos, que tienden a convertirse en modelos de identidad que afectan tanto a la autoimagen de las mujeres (moda, hábitos y roles sociales, etc.) como a su representación en las imágenes artísticas.

Tomando por tanto el marco sociocultural y la cultura del mercado como bases económicas e ideológicas, y la civilización de la imagen como contexto semióticoestético, nuestra investigación pretende desentrañar las influencias de las imágenes publicitarias sobre la mujer en su representación en las imágenes artísticas, localizar, identificar, caracterizar y evaluar los estereotipos femeninos y en sentido concreto, cómo desde el arte se desarrollan y devuelven a la sociedad estereotipos que son a su vez reinterpretados por la industria de consumo. Pretendemos además desarrollar mediante un proyecto artístico una crítica de la representación estereotipada de lo femenino.
Adriana Suárez Medina

La Identidad Invisible

El jueves 4 de Junio de 2009 a las 20 h. se inaugura en la Fundación MAPFRE GUANARTEME (La Milagrosa, 20 2º. La Laguna) la exposición "LA IDENTIDAD INVISIBLE", una colectiva de Adriana Suárez Medina, Manuel Utrera, Esther Dellaventura y Joaquín Artime.

La muestra, un proyecto de Adriana Suárez Medina premiado por la Fundación, permanecerá abierta hasta el 30 de Junio, de lunes a viernes con un horario de 10.00 a 13.00 h. y de 18.00 a 21.00 h.

Obra: Adriana Suárez Medina

11 de junio de 2009

¿Quién te va a querer con esa cara, mi niña?

La Ira
Serie 7 Pecados
Joaquín Artime © 2007
Óleo sobre lienzo.
116 x 42 cm.
Colección particular.
g
La mujer más bella del mundo
Me acerqué a la joven más hermosa. Mis propósitos no eran honestos. Me quería aprovechar de la posición que disfrutaba en aquel estúpido certamen de belleza. Me presenté. Ella no mostró ningún interés. Recalqué mi nombre, y me ignoró. Insistí, y obtuve la misma respuesta. Era obvio que la chica no comprendía la situación. Podía hacer de ella lo que quisiese y se lo hice ver. Enarcó una ceja. Deduje que seguía sin entenderlo. Le enseñé mi tarjeta de acreditación: Julio Cortázar, presidente del jurado. Sus labios esbozaron una mueca que mostraba los colmillos. Omití la cantidad de asco que contenía la expresión y me centré en la incertidumbre que despedía su mirada. Fui claro, le propuse un buen rato en el baño a cambio de la corona. Para cuando me di cuenta, era demasiado tarde. Abrió la boca, llena de largos dientes, y me devoró.

10 de junio de 2009

Muestra de Artistas Jóvenes Plácido Fleitas 09

La Muestra de Artistas Jóvenes Plácido Fleitas es una bienal que organiza la concejalía de juventud del Ayuntamiento de Telde. Se caracteriza por no ser como los demás concursos. Para empezar, no hay un ganador, hay cinco (para la próxima bienal se quiere rescatar el número original de siete). Todos ellos, además de hacer una exposición colectiva con sus obras, reciben como premio un magnífico viaje a la Bienal de Venecia. ¿Se puede pedir más?

Los ganadores de este año fuimos: Davinia Jiménez Gopar, Tarha Eran Sarmiento López, Joaquín Artime, Yaiza María Domínguez Jiménez y Antonio M. Cruz Afonso (CNFSN+).



Sophie
Joaquín Artime © 2008
Óleo sobre lienzo.
65 x 92 cm.
Colección Ayuntamiento de Telde
d
Con la absurda esperanza de recordarlo todo, sacó fotos de cada rincón. Entregada al propósito, lo que vio fue sólo a través de la cámara.

9 de junio de 2009

De comida y sonrisas


Lácteos y patatas
Joaquín Artime © 2008
Óleo sobre lienzo.
70 x 100 cm.
Colección particular.
El manual de la felicidadTercer paso: Busque una dieta que le haga sonreír.

8 de junio de 2009

La segunda parte



El exilio moderno
Joaquín Artime © 2005
Acrílico sobre lienzo.
81 x 130 cm.
Hay quien confunde lo que se ve con lo que le gustaría ver.

7 de junio de 2009

anecdotario, otra vez

En Febrero de 2009, tras haber ganado el primer premio del V Certamen de Pintura Dimas Coello, la Concejalía de Juventud y Cultura del Ayuntamiento de Candelaria me pide que inaugure el espacio Ayuntamiento Viejo como sala de exposiciones. Teniendo mi anecdotario completo, no me puedo negar.


6 de junio de 2009

La Pecadora


La Envidia
Serie 7 Pecados
Joaquín Artime © 2007
Óleo sobre lienzo.
116 x 42 cm.
La duda
duda–¿Crees que todo es envidiable?
dudaAsintió:
duda–Incluso el acto más cruel.

5 de junio de 2009

7 Pecados, por Elisa Falcón

En el Museo del Prado, un joven pintor contempla embelesado una antigua tabla pintada. Sobre la superficie rectangular, se dibuja un gran círculo central, dividido en siete partes; cada una de ellas, ilustra uno de los pecados capitales. Es como el gran ojo de un ser sobrenatural, en cuyo iris se reflejan los males que aquejan a la humanidad. En el centro, la pupila, un Cristo resucitado se acompaña de una leyenda que advierte: “cuidado, cuidado, Dios ve”. Alrededor, cuatro medallones muestran las terribles consecuencias de sucumbir a la tentación que condenó al primer hombre. Y la gloria que nos espera si logramos ser fuertes ante ella.
d
El tema es propicio para un despliegue de incontables posibilidades narrativas. Filtrado por la potentísima imaginación de un artista como El Bosco, el resultado esperable sería una de sus complejas fantasías, preñadas de monstruos y seres increíbles, con un reguero interminable de detalles microscópicos e infinitas interpretaciones posibles. Y sin embargo, el realismo de las escenas, la contemporaneidad de los personajes, de los escenarios (sus vecinos, su ciudad), incluso la dureza de la ejecución, no dejan lugar a dudas. No se trata de ninguna fantasía: esa es la verdadera naturaleza del Hombre. No hay fe en su capacidad para resistirse a las debilidades, ni una pizca de esperanza. Sólo la presencia intimidatoria del ojo espía, la amenaza del fuego eterno, podrán convertirlo en artífice de su propia redención.

El joven pintor se pregunta qué ha cambiado desde entonces hasta ahora. Las personas no nos hemos vuelto mejores, ni más sabias. No hemos aprendido de nuestros errores, eso ni se cuestiona. Y el pecado campa a sus anchas, libre y descarado, evidente, innegable, real. Quizás el único cambio verdaderamente importante sea que Dios ha muerto. Su fantasma planea todavía sobre nuestras cabezas. El peso de su legado retumba en nuestras conciencias, acomplejadas por años de educación religiosa, por siglos de poder y predicación. Pero el ojo que todo lo ve, que todo lo juzga, ha perdido, para muchos, su eficacia.

El joven pintor reflexiona sobre la pérdida de esa identidad común que, durante tanto tiempo, a lo largo de la historia de esta civilización, nos mantuvo unidos en el mismo miedo, el de la condenación eterna, y en idéntica necesidad, la de obtener el perdón. El hombre moderno no sabe quién es, ni sabe quiénes son los demás. Nadie se lo ha enseñado, y nadie le ha mostrado tampoco cómo debe conducirse, cuál es el fin último de su existencia, para qué tenemos que vivir. Antes resultaba más fácil: vivir servía para salvarse.

El nihilismo se ha apoderado del pensamiento, del sentimiento, y nada, ni siquiera la trasgresión y la emoción de lo prohibido, sacia al eterno insatisfecho. Los pecados modernos han perdido su lastre moral, su letra escarlata. Se exhiben en la tele, se venden por doquier. Son enfermedades sociales, adicciones que se curan acudiendo al psicoanalista o a una clínica de desintoxicación. O que no se curan nunca, y nos conducen a la autodestrucción y la muerte. Pero ese fin será, en cualquier caso, el mismo para todos. No habrá infierno, ni tampoco paraísos. Y el hombre actual, lo sabe.

La encarnación de los pecados para un joven pintor del siglo XXI, toma la forma de una muchacha igualmente joven, su contemporánea. Es hermosa, fresca, provocadora. Está llena de vida y nada le preocupa tanto como su propia subsistencia. Vive en un lugar impreciso, que tan sólo es el color de la intención con la que peca, con descaro y teatralidad. Pero su gesto es tan universal, tan estereotipo de lo humano, que es innecesario contextualizarlo. Es perfectamente reconocible.

Con la ropa de moda y el maquillaje siempre retocado, actúa con impudicia, sin temor. No sabe lo que es condenarse, posiblemente ni siquiera entienda lo que es pecar. Hay muy pocas cosas no permitidas en la orgía de consumo y excesos que es el mundo en el que ha nacido. Sus miedos son otros, y no tienen que ver con los recelos atávicos que acosaban a sus antepasados. Pero, igualmente humana, si hay algo de ancestral en ella, reside, precisamente, en la necesidad de infringir las mismas normas, de caer en las mismas tentaciones. La pena es que ya nada de eso le producirá placer.

El arte, que se alimenta de la vida, que se ha nutrido durante siglos del temor del ser humano a descender a los infiernos, muestra ahora los males mundanos con los colores brillantes, hermosos, palpitantes, de un radiante día primaveral. Es posible deleitarse con la armonía de las imágenes, con la perfecta ejecución, con la luz intensa, vibrante, que irradian algunas escenas. La ira es de un atrayente color rojo; la soberbia viene enmarcada por un delicado espejito de plata, cuyo brillo nos encandila, nos distrae; y envidiamos sin remordimiento esa deliciosa pereza de domingo por la mañana. La avaricia juega con alegres billetes que preferimos pensar que son de Monopoly para no sucumbir al pecado, mientras reza su particular rosario, hecho de perlas cultivadas. Todo está envuelto por una atmósfera ficticia, que tiene el perfume tentador y artificial de las golosinas. El pecado es estéticamente bello, simpático, juguetón. Y la satisfacción no reside en cometerlo, tanto como en contemplarlo.

El joven pintor ha conseguido darle la vuelta a la tabla, crear su mundo de cartón piedra. No hay dureza, no hay lección. El mensaje se diluye en la fascinación de los lazos y el papel de regalo, en el colorido de la fiesta y la inconsciencia de la juventud. Pecar ya no es más que un entretenimiento para pasar las noches de sábado, para llenar vacíos imposibles, tratando de encontrar un sentido a la existencia. Confesarnos pecadores no nos produce sonrojo, tan sólo pasajera diversión. La falta condenatoria es ahora una tontería, una nimiedad. No significa nada. Ni siquiera es capital. Es humano. Y sale gratis.
Elisa Falcón

4 de junio de 2009

In / Out

En Diciembre de 2008 expongo en BOCA RATON ART GALLERY la serie completa de los 7 Pecados (cosa que no pude hacer en el COAC por cuestión de espacio). d

La colectiva, In / Out, da a conocer la nueva galería chicharrera con las obras de distintos artistas plásticos. Entre ellos, Lute Déniz, Marcos Lorenzo y Fátima Montero.



La Avaricia
Serie 7 Pecados
Joaquín Artime © 2007
Óleo sobre lienzo.
42 x 116 cm.
El Regalo
Desenvolvió el paquete con ansias. Cuando retiró el último trozo de papel, encontró un marcador. Justo detrás ponía:
d
La felicidad no es tener cosas, es formar parte de ellas.
d
Sonrió conmovida. Vaciló un instante. Y lo dejó entre el montón de cosas que le habían regalado, dispuesta a abrir más.

3 de junio de 2009

El beso


Aproximaciones
Joaquín Artime © 2005
Acrílico sobre lienzo.
81 x 100 cm.
Besos
Los besos se tiñen de un color distinto dependiendo de quién los da.

2 de junio de 2009

La anécdota


Carambola
Joaquín Artime © 2007
Óleo sobre lienzo.
81 x 116 cm.
El 8
carambola–A ver si lo entiendo. El tapete es la vida, los agujeros la muerte y las bolas nosotros… ¿Pero quién carajo es el 8?

1 de junio de 2009

La inauguración

En esta ocasión, los nervios me los dejé en casa. Y disfruté como un enano.
d
d
d
Elisa Falcón, yo y Brigitte Fassin.